Cuentos Infantiles con Moraleja Cuentos Largos Infantiles Otros Cuentos

Caritas felices

Érase una vez, un hombre que era poseedor de una gran sabiduría ganándose así el respeto y admiración de sus vecinos. Este señor era muy observador y le gustaba meditar sobre su conducta y el valor que le daba a las cosas en su vida y la de su familia. Por eso observaba su entorno y llego a la conclusión que muchas personas, eran amadores del dinero, pasando por encima de lo mas importante: La salud y la familia.

Aquello ocupaba demasiado interés en sus vidas, pero lo que no podían comprar era el amor, el entusiasmo y la alegría de vivir, ni siquiera sabían sonreír. Todos caminaban apurados y muy serios, no le daban cariño ni a los niños y lo peor es que ello seguían esos ejemplos en su hogar gracias a su padres.

Es allí cuando “el hombre sabio” como todos lo llamaban, después de tanto pensar tuvo una idea, y se dispuso a invertir y hacer una máquina que ayudara a la gente a pensar mas en su felicidad y que dijera asi:

-” Es gratis, lleva las que quieras”.

Eran muchas caritas felices y de colores, se regalarían sin costo, este hombre compartiría así con los demás y les daría un gran ejemplo para que todos las llevaran en sus bolsillos, en la cartera o en las cartucheras y mochilas donde aun los niños guardaban su dinero para que antes que nada encontraran la sonrisa dibujada como recordatorio de alegría y felicidad.

Al comienzo parecía un juego que la gente no entendía, pero todos llevaban las “caritas felices” en su bolsillo y cada vez que ponían su manos allí, las sacarían aunque no quisieran y sonreían aun sin motivos, así se acostumbraron a sentir mucha energía, bienestar y mejor actitud. Ya no era extraño ver sonreír a todos sean grandes o niños, acompañados o solos, así se convirtieron en “la ciudad de la gente feliz”.

Se creo una comunidad donde la gente aprendió que el dinero era muy importante para poder vivir bien, pero que sin felicidad y salud no tenía sentido, llegaron a ser las personas mas amables, sonrientes y productivas del mundo. El gran secreto fue descubierto y esas personas cuando mas compartían felicidad mas abundancia tenían, donde iban regalaban sonrisas y “caritas felices”.

Como verán no era ningún secreto, era que aprendieron a compartir y a darle valor a lo importante, ver a sus familias felices antes que nada ahora era su prioridad, teniendo así una mejor manera de vivir. Y cuenta la historia que en esa ciudad viven los niños mas sanos y felices del mundo.

No hay nada mejor que enseñar a un niño a compartir, trabajar y ser feliz en la vida, lo demás llega por consecuencia.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (59 votos, resultado: 8,02 de 10)
Cargando…
Loading...

Acerca del autor

Paty Cuentacuentos

DESCARGA GRATIS: 20 EJEMPLOS DE CUENTOS CORTOS PARA NIÑOS

Loading...




RSS Cuentos Infantiles Cortos

  • El pescador
    Un día, un rico empresario salió a disfrutar de un paseo por la playa. A simple vista, uno podía apreciar que se trataba de un hombre millonario, pues iba vestido con un traje de marca carísimo, llevaba un reloj de oro puro en una muñeca, gafas de sol exclusivas y hasta la goma que usaba […]
    Erika GC
  • La Vaca
    Un día, un joven discípulo salió a viajar por el mundo al lado de su maestro, un viejo muy sabio que había vivido un montón de experiencias y al cual había jurado obedecer. Por largos días caminaron, buscando posada en los lugares que se atravesaban por su camino. Hasta que llegaron a un campo hermoso, […]
    Erika GC
  • El papel arrugado
    Era un día normal en la escuela cuando Luis, uno de los estudiantes más conflictivos del salón, golpeó a uno de sus compañeros después de discutir por una tontería. No contento con eso también insultó a Noé, el chico con quien había peleado por un comentario inofensivo. En el fondo, Luis era una buena persona […]
    Erika GC
  • El árbol triste
    Había una vez un bosque frondoso en el cual habitaban distintos tipos de árboles. Todos ellos convivían felices y en armonía, pero había uno en especial al que siempre se le veía cabizbajo y triste. Y es que él, a diferencia de los demás, no tenía la menor idea de quien era. No daba frutos […]
    Erika GC
  • El saco de plumas
    En un pueblo vivía un hombre que apreciaba mucho a su mejor amigo, pues desde niños se habían criado juntos. Habían crecido, estado el uno con el otro en las buenas y en las malas, y se habían ayudado en los tiempos de necesidad. Parecía que nada en el mundo podría quebrantar esa gran amistad […]
    Erika GC

Lee los mejores cuentos del blog