Autor -Hermanos Grimm

Cuentos Clásicos para Niños Cuentos de Hadas

Las doce princesas bailarinas

Había una vez un rey que tenía doce hijas, cada una más hermosa que la anterior y todas dormían juntas en una espléndida habitación, con sus camas dispuestas las unas al lado de las otras. Cada noche, cuando llegaba la hora de dormir, su padre las miraba acostarse y cerraba la puerta con llave. Sin embargo, por las mañanas, cuando iba a abrir el dormitorio, se quedaba perplejo al advertir que los zapatos de las princesas estaban gastados por...

Cuentos Infantiles con Moraleja

El plato de madera

Había una vez una familia conformada por el padre, la madre y su hijo pequeño. Un día, llegó a vivir con ellos el abuelo, quien era papá de la madre. Este noble anciano se había esforzado durante toda su vida y trabajado muy duro, para darle lo mejor a sus seres queridos. Ahora debía usar un bastón para caminar y sus manos le temblaban tanto, que comer se le hacía muy difícil. Cuando se sentaba a la mesa, no conseguía llevarse la cuchara llena...

Cuentos Largos Infantiles Cuentos para Dormir

El niño y la luz

Hace mucho tiempo había un niño de nombre Kang, que vivía en un pueblo muy remoto de la Antigua China. Sus padres eran humildes campesinos, quienes trabajando duro y privándose de todo tipo de ojos, habían logrado logrado sacarlo adelante. No obstante apenas tenían para comer y la casa en la que habitaban, era muy pequeña. Aquella sacrificada pareja solo compartía un sueño, y era que Kang estudiara para trabajar en la ciudad y convertirse en un...

Cuentos Clásicos para Niños Cuentos de Hadas

Basilisa la Hermosa

Había una vez un pueblo pequeño, en el que vivía un comerciante junto a su esposa y su hija, a la cual todos llamaban Basilisa la Hermosa, pues era muy bonita. Cuando la pequeña cumplió ocho años, su madre enfermó gravemente y sintiéndose morir, la llamó para hacerle un lindo regalo. —Escucha, hija mía, porque estas serán las últimas palabras que voy a decirte —le advirtió, mientras le entregaba una muñeca—, tome mi bendición y esta muñequita...

Cuentos Clásicos para Niños Cuentos de Aventura para Niños Cuentos Infantiles con Moraleja Cuentos Muy Cortos para Niños Fábulas Infantiles Otros Cuentos

La anciana mendigante

Una pobre señora ya avanzada en años tenía que mendigar para poder comer y continuar con vida. La mendiga no tenía a nadie y cada vez que pedía y agradecía y bendecía a las personas, diciendo así: -“Que Dios os recompense” Hasta que luego de tanto caminar, llego a una casa cuyo dueño era un joven que se calentaba muy bien cerca de la chimenea. Al salir a atender la puerta vio temblando de frío a la anciana y la invito a pasar para...