Compartiendo dicha y tristeza

Hubo una vez un sastre que tenía mal carácter, peleaba mucho con su esposa a pesar de que ella era una buena y pacífica persona. Este hombre nunca estaba contento con nada por mas que su esposa intentara ser amable, era muy abusivo hasta que realmente tuvo problemas con las autoridades. Lo llevaron detenido y solo le daban pan y agua, cuando le dieron libertad fue con la condición que aprendiera a convivir con su esposa y de manera pacífica, debían compartir la dicha y la tristeza como hacen los esposos, le dijeron las autoridades. Paso el tiempo y parece que (…) Leer el Cuento Infantil >>

El carácter

Un adolescente tenía muchos problemas a causa de su mal carácter, por eso su familia ideo un plan para ayudarlo. Su padre después de mucho pensarlo lo llamo y dijo: -Hijo, estuve meditando y creo que tenemos un ejercicio para ti, esperamos que lo cumplas sin mucho preguntar ya que es por tu propio bienestar. En realidad estamos para apoyarte pero todo dependerá mucho de ti. -Esta bien padre, solo dime. -Bueno hijo mío, cada vez que sientas enojo deberás clavar un clavo en la puerta de tu habitación. Pasaron solo tres días y ya tenía 40 clavos en su (…) Leer el Cuento Infantil >>

Basta de peleas

Un fin de semana, entre los planes de una familia numerosa, era descansar mas tiempo y organizar entre todos las tareas del hogar. El calor era muy intenso e incomodaba a los niños, a pesar de que se tomaron las precauciones necesarias. Los gemelos Juan y José, los menores de la casa, tenían que recoger sus juguetes y ponerlos en su lugar, Juan que era muy impaciente empezó a tirar los juguetes molestando así a José por el ruido que hacía. No conforme con eso se tardaba demasiado, empezando así la discusión. La madre que estaba cerca oyó todo y (…) Leer el Cuento Infantil >>

No todo lo que ves es lo que tu crees

Después de mucho caminar, muy cansados unos ángeles se acercaron a la casa de una familia con mucho dinero pero no tan amable. Les pidieron hospedaje a lo extrañamente aceptaron. solo que los enviaron a dormir en el sótano de la casa, un lugar muy húmedo. Sin embargo los ángeles en silencio y sin ninguna queja alistaban sus camas en el suelo. El ángel mayor viendo un hueco en la pared lo cerro. el mas joven pregunto: -¿Porque lo haces?, lo hubieras dejado así no mas. -No todo lo que ves, es lo que crees, respondió el ángel mayor. Al (…) Leer el Cuento Infantil >>

El único sobreviviente

Una embarcación durante el trayecto, fue sorprendida de repente por una fuerte tormenta, lamentablemente a causa de ello se hundió el barco salvándose un solo hombre quien pudo nadar acercándose a una pequeña isla muy cercana. Allí descanso y luego de buscar, se alimento el hombre de bananas y otras frutas con las cuales pudo sobrevivir. Le daba gracias a Dios por los alimentos y luego se animo a hacer una pequeña cabaña, para protegerse de los vientos, el frío extremo y el ardiente sol. Al terminar de construir quedo muy sorprendido de la obra de sus manos, era evidente (…) Leer el Cuento Infantil >>

Parábola del grano de mostaza

Las sagradas escrituras de la biblia, nos dicen que el reino de Dios es comparado con una semilla de mostaza que siendo aún muy pequeña, cuando cae a tierra da abundante fruto, crece tanto esta pequeña semilla que puede servir hasta para dar sombra bajo ella, por esa razón Jesús hizo la comparación con el reino de Dios. Esta parábola la podemos encontrar también en (Marcos: 4, 30-32) en el nuevo testamento. Es muy interesante saber la forma en que Jesús enseñaba a la gente con tantos ejemplos prácticos usando la misma naturaleza, y así la gente entienda bien sus (…) Leer el Cuento Infantil >>

El nacimiento del niño Jesús de Nazareth

Como dice la biblia, una joven virgen llamada María estaba ya comprometida con José. Antes de casarse ella quedo embarazada, José nunca había dormido con ella, por esta razón termino su compromiso con María pero lo hizo en secreto como buen hombre, ya que de lo contrario hubiera tenido que acusarla públicamente como lo hacían en esa época. Una noche mientras dormía, un ángel se le apareció en sueños y le dijo: -“No temas José, debes casarte con María porque fue Dios quien hizo que ella se embarace. Cuando el niño nazca lo llamarás Jesús. Cuando crezca Él sera quien salve (…) Leer el Cuento Infantil >>

Las mulas y los ladrones

Unas mulas llevaban cargas muy pesadas cada día, tanto así que parecía que caerían en cualquier momento antes de llagar a su destino. No obstante a pesar del esfuerzo, lograban recuperarse como siempre continuando su marcha. Una de ellas llevaba en el saco granos y la otra sacos de dinero. La mula que llevaba los granos caminaba muy tranquila como siempre sin hacer ruido, pero la que llevaba el dinero, caminaba con cierta soberbia y entusiasmo como si el dinero fuera suyo o como si supiera que lo llevaba, hacía mucho ruido con los cascabeles que llevaba alrededor del cuello, (…) Leer el Cuento Infantil >>

El hijo del rey y el león pintado

Un rey tenía varios hijos a quienes adoraba y preparaba en lo que más les gustaba hacer. Uno de ellos, el menor, amaba la práctica de las artes marciales. Pero una noche el rey tuvo una pesadilla en la cual se le anunciaba que su querido hijo iba a morir atacado por un león. El despertó muy angustiado y triste, temiendo que se haga realidad su gran temor. Paso muy poco tiempo y el rey, luego de contarle a su hijo el fatídico sueño, mando construir un hermoso palacio donde su joven hijo tuviera todo lo que necesitaba, incluyendo unos dibujos de (…) Leer el Cuento Infantil >>

El caballo y el asno

Un día de intenso calor un hombre decide ir al pueblo llevando mercadería sobre su asno, también llevo a su caballo y sobre su lomo solo puso un bidón de agua para los tres. Al asno le puso toda la carga pesada en su lomo, y el camino sería largo. Durante el trayecto, el asno iba agotándose cada vez más y poco a poco le era casi imposible continuar. Se detuvo un instante y le suplico al caballo un poco de ayuda para continuar viviendo, el caballo oyó claramente pero prefirió seguir indiferente haciendo oídos sordos ante las súplicas del asno, (…) Leer el Cuento Infantil >>

Página 1 de 41234