El ciervo, el manantial y el león

Un ciervo que paseaba en el campo al lado de sus hermanos corría feliz como todos los días, disfrutaba del paseo matutino en el verde campo en gran libertad desde que era pequeño, como le enseñaron sus padres. La sed pronto lo agobiaba por el intenso calor hasta que encontró muy cerca un manantial, bebió mucha agua mientras se miraba como en un espejo de cristal. Al ver sus grandes y hermosos cuernos, se lleno de orgullo, pero al ver sus piernas delgadas, se sintió frustrado pensando que por eso las tenía débiles. Mientras se fastidiaba solo y sumido en (…) Leer el Cuento Infantil >>

El león apresado por el labrador

Después de una jornada larga de trabajo, un labrador se disponía a cerrar la cuadra donde guardaba sus corderos. Antes de cerrar la puerta se distrajo solo un momento, de pronto advierte que la puerta se abre de golpe creyendo que era por la fuerza del viento, sin percatarse que un león estaba entrando donde estaban sus animales. Al ingresar a la cuadra fue buscar unas herramientas antes de irse el labrador, avanzo y se dio con la sorpresa de que un león estaba dentro y acercándose a sus corderos, asustado y en su alocado intento por querer cazar al león,  tropezó y (…) Leer el Cuento Infantil >>

El asno que cargaba una imagen

Una vez, en un pueblo lejano se celebraba una fiesta en la que se adoraba a una imagen, era su aniversario y el pueblo se organizaba para realizar un peregrinaje hacia un templo que era el lugar donde debía guardarse. Esta imagen tenía que ser cargada  y transportada por un asno, en el camino por donde la llevaron toda la gente se postraba ante él para adorarle, el asno al ver esta actitud en la gente creía que se rendían ante el y empezó a llenarse de orgullo. Con ojos altivos y con ciertas poses, el asno se planto y (…) Leer el Cuento Infantil >>

Página 1 de 212