El asno y el lobo

Un asno que paseaba libremente como todos los días por un hermoso prado, de pronto pudo advertir a tiempo la presencia de un lobo en el mismo lugar. Con gran astucia decidió el asno aparentar una cojera, ya que el lobo estaba muy cerca de el. Al advertir esta actitud, el lobo acercándose sigilosamente para no espantar al asno le pregunto: -¿No te asustes, pero puedes decirme porque estas cojeando?, me gustaría saber si puedo ayudarte. Y el asno que ya sabía que detrás de esa aparente amabilidad el lobo escondía sus verdaderas y malas intenciones, respondió así: -Es que (…) Leer el Cuento Infantil >>

El ladrón y el posadero

Un ladrón decidió hospedarse en una taberna, para eso alquilo un cuarto esperanzado de que en algún momento se le presente la oportunidad de robar y así tener algo de dinero para poder al fin pagar todas sus cuentas. Pasaron algunos días y aun no se le presentaba la oportunidad de robarle a nadie, pero luego se dio cuenta el ladrón, que el posadero llevaba un valioso abrigo. Entablaron conversación y cuando ya se sintió algo aburrido, empezó a bostezar seguido de un gran aullido de lobo. Al preguntarle el posadero porque hacía eso, el hombre respondió así: -Yo tengo (…) Leer el Cuento Infantil >>

El águila, la gata, y la cerda salvaje

En un bosque de fuertes y grandes robles, se encontraban un águila buscando un lugar donde posarse y descansar, allí encontró un buen lugar en la más alto de un roble. De la misma manera una gata que tenía una familia grande encontró en el mismo árbol en la parte media, un hueco muy conveniente donde ella cabía con todos sus pequeños gatos. Pero en la base del tronco, había un hueco más grande donde una cerda salvaje hizo lo mismo y se instalo con todas sus crías. La gata al ver la llegada de sus nuevos vecino, al parecer (…) Leer el Cuento Infantil >>

Página 1 de 3123