Papá Noel y el mapa perdido.

Era la hora de alistar a los renos y completar los pedidos de algunos niños, pues Papá Noel y su equipo debían partir ya. Esa noche sería Navidad y todo debía salir como estaba planeado.

Santa tenía el mapa de cada hogar donde habían niños, inspecciono todo, vio que no faltaba nada y le dijo a Rodofo el reno:

-¡¡Arre Rodolfo, es hora de viajar!!, hasta pronto querida volveremos pronto, por favor espérame con chocolate caliente pues creo que vendré agotado. Le dijo a Mamá Noela, su esposa.

-¡¡Siiii mi amor, los espero pronto. Viajen con cuidado, no vayan a chocar con algunas nubes!! respondió ella muy emocionaba por la labor de su esposo con los niños.

En el camino todo era hermoso, el azul oscuro del cielo lleno de estrellas y una luna llena inmensa, se veía muy especial a la hora de cruzar con el trineo delante de ella. Santa Claus y sus renos eran vistos por todos los niños que desde lejos podían verlo cruzar el cielo. Eran muchos los juguetes que debían entregar así que, aumentaron la velocidad bruscamente y a Papá Noel se le cayo el mapa que lo llevaría a cada hogar en el punto exacto.

Confundido Santa le dijo a Rodolfo el reno:

-Y ahora ¿qué haremos? sin mapa todo sera confusión. No puedo creer que esto este sucediendo.

-No se preocupe jefe, mi nariz roja se enciende y apaga cada vez que llegamos al punto exacto donde dejar cada regalo, yo lo guiaré.

-Bien Rodolfo, muy bien yo lo sabía jeje. No lo he olvidado amigo, solo estaba probando tu memoria.

-Si claro jefe, dijo el reno con una mueca de incredulidad.

Así cruzaron el cielo desde el polo norte al centro y de allí al sur del mundo, luego fueron al oriente a toda velocidad y cruzaron al occidente culminando así todos los pedidos de los niños buenos, era una locura y a la vez tenían gran emoción por cumplir con todos.

Al llegar a casa Papá Noel y sus renos, estaban muy agotados pero felices, cenaron en casa y descansaron para luego empezar a trabajar otra vez en la fábrica más grande de juguetes y regalos que solo Santa Claus podía tener.

 

 

 

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (36 votos, resultado: 7,86 de 10)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Paty Cuentacuentos

Te Recomendamos:

Deja un comentario

¿Qué te pareció lo que leíste? Deja tu comentario aquí: (pero por favor evita utilizar palabras mayúsculas ya que pareciese que se estuviera gritando)


Comentarios: (2) ¿Quieres dejar un comentario?

  1. El niño que le regalaron un carbón.
    Érase una vez un niño que nunca hacía caso, siempre se portaba mal y no obedecía a sus papás y a su maestra, siempre peleaba con sus compañeros y cuando hacía una maldad culpaba a los demás y decía ¡Yo no hice nada, fue él!, nunca aceptaba lo que hacía. Al acercarse la navidad su mamá le dijó, ¡Pedrito si sigues portándote mal Santa Claus no te traerá nada, mas que un pobre pedazo de carbón!, pero a Pedrito no creía lo que su mamá le decía y por lo tanto no le importó lo que le decía su mamá y siguió siendo grosero con todos.
    Un día, Santaclaus desde el polo norte junto con los duendecillos alistaban todos los regalos de los niños pero santaclaus dijo a los duendecillos ¡Solamente los niños que se portan bien serán quienes merecerán obtener juguetes, pero todos aquellos que no obedezcan a sus padres y sean groseros no recibirián juguetes, solamente obtendrán un pobre pedazo de carbón!
    Santa tenía una magia que le permitía ver quiénes eran buenos niños, que obedecían y eran respetuosos con todas las personas, pero también podía ver qué niño era malo, grosero y que no se portaba bien, los duendecillos le ayudaban a santa hacer una lista de los niños que eran bueno y los niños que eran malos y así sabía cuántos niños iban a recibir jueguete y cuántos un pobre pedazo de carbón.
    Un día Santa observaba desde el polo norte, como se portaban todos los niños del mundo y al ver a pedrito se dio cuenta que no se portaba bien, que era un niño grosero, que peleaba y que no hacía caso a su maestra y a sus papás, por lo tanto santa le dijo a los duendecillos: ¡Ese pedrito es un niño malo, que no respeta y no obedece, este niño no se merece tener juguetes en esta navidad!! Así que ordenó a los duendecillos ponerlo en la lista de los niños malos que recibirían un pobre pedazo de carbón.
    De pronto se llegó el día de la navidad, cada familia convive organizando una cena y toda la familia se reúne para convivir. Todos los niños estaban emocionados y ansiosos por recibir los regalos de santaclaus. En la mañana siguiente todos los niños abrieron sus regalos y estaban muy contentos al ver que santa cumplió sus deseos trayéndoles los juguetes que ellos querían, pero en el caso de pedrito y todos los niños que no se portaban bien no se cumplieron sus deseos. Cuando pedrito abrió su regalo estaba muy entusiasmado pensando que santa le traería los juguetes que él quería pero al darse cuenta que era un pobre pedazo de carbón pedrito se puso muy trsite y se puso a llorar porque todos los niños tenían juguetes menos él.
    Desde ese momento pedrito prometió portarse bien para que la próxima navidad Santa le cumpliera sus deseos y trajera muchos regalos. Así que pedrito empezó a portarse bien, hacerle caso a su mamá y a su maestra y sobre todo respetar a sus compañeritos.

    fin

    Respóndele

    ó Reportalo si es insultante