Mupy, el pequeño dragón impulsivo

En un país muy pero muy lejano, en donde todo era tranquilidad, vivía un dragón llamado Mupy. En el reino donde él vivía iban a organizarle una fiesta porque era su primer cumpleaños. Era un dragón conocido y querido por todos e incluso los reyes le tenían mucho aprecio. Ese día Mupy se quedó en el palacio a dormir porque se había quedado hasta tarde conversando con los reyes. A la mañana siguiente se levantó con hambre y pensando que por su cumpleaños sus amigos lo esperaban con una sorpresa, se fue a desayunar.

Al acercarse al comedor, vio que nadie lo esperaba ni tampoco estaba el desayuno servido como esperaba. Sin poder controlar su enojo, lanzó llamas de fuego de su boca por donde iba. Felizmente no había nadie cerca a quien pudiera lastimar. Si tal vez hubiera esperado un poco más, se hubiera dado cuenta que en realidad sus amigos estaban escondidos esperándolo para darle la gran sorpresa. Pero el dragón Mupy reaccionó muy mal, sin pensar ni esperar pacientemente. Mupy, avergonzado y triste por lo que había hecho, caminó hacia el comedor y se dio cuenta que no debió enojarse solo porque no encontró el desayuno listo. Sus amigos, a pesar de la reacción de Mupy, celebraron con él con un gran banquete porque lo querían mucho. Mupy pidió disculpas a todos y prometió nunca más reaccionar de esa manera.

Dragoncito

No hay que ser impulsivos para actuar. Hay que pensar las cosas, como mínimo dos veces. Muchas veces es preferible mantener la calma y tener paciencia.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (4 votos, resultado: 8,25 de 10)
Loading...

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Anonimo

Te Recomendamos:

Deja un comentario

¿Qué te pareció lo que leíste? Deja tu comentario aquí: (pero por favor evita utilizar palabras mayúsculas ya que pareciese que se estuviera gritando)


Comentarios: (6) ¿Quieres dejar un comentario?