Coco, el cocodrilo incomprendido

Esta historia empieza con Coco, un peligroso cocodrilo que siempre estaba escondido al fondo de su cocina ideando platos nuevos y esquisitos dulces para venderlos en su tienda. Aunque Coco cocinaba muy bien, su tienda siempre estaba vacía ya que la gente que vivía por allí le tenía miedo y no se atrevían tan si quiera a acercarse. Coco, al no recibir nunca visitas y no vender sus deliciosos pasteles, tenía que comérselos para que no se pusieran malos, pero de tanto comer pasteles llegó a ponerse muy gordo y feo haciendo que la gente le tuviese aún más miedo.

Un día un niño nuevo en el pueblo decidió acercarse a la tienda de Coco para comprar un dulce. Al sonar la campanita de la puerta, Coco que ya pensaba que nadie entraría jamás en su tienda, salió de un salto hacia el mostrador. Pablo, que era el nombre del niño, al ver acercarse a un cocodrilo tan grande y feo se asustó y retrocedió tres pasos. Coco al ver la reacción del niño le dijo que no se asustara, que era el primer niño que se había atrevido a entrar y que le iba a regalar tantos pasteles como él quisiera, pero Pablo inseguro no pudo evitar preguntar por qué nunca había entrado nadie en su tienda. Coco, con la mirada triste le explicó a Pablo que la gente le tenía miedo y que se sentía muy solo sin nadie a su lado. Pablo enseguida sintió lástima por Coco y poco a poco fueron trabando una amistad muy fuerte, tan fuerte que los dos juntos se pasaban el día cocinado y haciendo montañas de nata…

Pero Pablo no quería que el cocodrilo se pasase el día en esa tienda sin conocer a nadie, así que decidió llevarlo a dar una vuelta por el pueblo. Todo el mundo quedó alarmado e incluso aconsejaron a Pablo que se alejara, aunque él nunca lo hizo. A medida que fueron pasando los meses Coco fue ofreciendo sus esquisitos pasteles por el pueblo y ganando cada vez más y más amigos. Al final todo el mundo le pidió disculpas por los años en que habían desconfiado de él y le montaron una gran fiesta. Ahora Coco es un cocodrilo feliz y querido por todos.

cocodrilo feliz

Por eso niños, es importante no juzgar a nadie por su apariencia y conocerlo antes de opinar algo malo, todo el mundo merece una oportunidad.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (173 votos, resultado: 7,62 de 10)
Loading...

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Anonimo

Te Recomendamos:

Deja un comentario

¿Qué te pareció lo que leíste? Deja tu comentario aquí: (pero por favor evita utilizar palabras mayúsculas ya que pareciese que se estuviera gritando)


Comentarios: (2) ¿Quieres dejar un comentario?