La zorra y el leñador

Unos cazadores perseguían a una desesperada zorra quien al ver la cabaña mas cercana se acercó a un leñador suplicando le diera refugio. Este hombre al verla en esta situación, compadecido de la zorra la invito a ingresar a su cabaña hasta que el peligro pase.

Los cazadores llegaron muy pronto y le preguntaron al leñador si la había visto. El leñador en voz alta dijo que no, pero con señas daba a entender que entraran a su cabaña para que descubran a la zorra quien desde su escondite lo observaba todo.

Parece que los cazadores no entendieron nada de las señas que el leñador hacía, porque solo se limitaron al NO rotundo que les dijo y se fueron. Cuando la zorra entendió que el peligro desaparecía salió rápido y sin que lo notara el leñador, pero éste la siguió y gritándole reclamo ¿porque te vas sin al menos agradecerme por haberte salvado?, a lo que la zorra respondió con un tono de burla: “Si lo que dijiste con tu boca hubiera sido lo mismo que decías con tus manos, seguro que te daba las gracias de inmediato, pero tu no eres confiable, ni honesto”.

 
lenador1

 “Lo que con la boca predicas, practica también con tus actos”.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (10 votos, resultado: 8,40 de 10)
Loading...

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Esopo

Te Recomendamos:

Deja un comentario

¿Qué te pareció lo que leíste? Deja tu comentario aquí: (pero por favor evita utilizar palabras mayúsculas ya que pareciese que se estuviera gritando)