La Zorra y el Espino

Una zorra mientras paseaba con su grupo de amigas por allí, empezó a saltar y saltar feliz de la vida cantando de lo contenta que estaba. Poco a poco sin darse cuenta, por el entusiasmo se alejo del grupo y en uno de esos saltos, ya cansada y sin fuerzas de tanta energía gastada, ella tambaleo y se sujeto de un espino lastimándose las patas cayendo pesadamente y sin que sus amigas pudieran auxiliarla.

Quejándose de dolor y reclamándole al espino, la zorra grita: ¡ay como me duelen mis patitas, me sujete de ti y en ves de ayudarme me has hecho daño! ¿porque eres tan malo? a lo que el espino responde: ¿estas loca, tu te acercaste a mi, acaso no sabes que yo lastimo a cualquiera que se acerque o me toque, porque me tocas si sabes lo que te pasara, o creíste acaso que serías la excepción? yo lastimo a todo el mundo, que no se te olvide eh, es que no pensé que me harías esto, respondió la zorra, muy triste casi llorando.

El espino termino diciendo: bueno ahora ya sabes, si me tocas te lastimaré y por si acaso pasa la voz, no me gustan los reclamos.

espino1

En tus momentos difíciles no te apoyes de la persona incorrecta. No pidas ayuda al que suele hacer el mal.

Nunca te acerques ni confíes en alguien que ya sabes que está acostumbrado a hacer daño.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (17 votos, resultado: 7,53 de 10)
Loading...

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Esopo

Te Recomendamos:

Deja un comentario

¿Qué te pareció lo que leíste? Deja tu comentario aquí: (pero por favor evita utilizar palabras mayúsculas ya que pareciese que se estuviera gritando)