Un ratón confiado

Un gato muy astuto, sentía mucha hambre, cuando caminando vio que un pequeño ratón saboreaba un rico queso. El gato y el ratón eran enemigos por naturaleza, pero hacía mucho tiempo que no se peleaban. Se acercó el gato y le propuso al ratón hacer una carrera para ver quién era el más veloz. El ratón dejó a un costado el queso y empezó a correr. El gato burlándose agarró el queso y se fue corriendo en dirección opuesta al ratón, gritándole: “¡Ahora veamos quien es más veloz!”

El ratón muy molesto se dio cuenta del engaño, pero ya era muy tarde pues el gato se escapó para comerse su queso. Al ratón solo le quedó llorar pues ya no podía hacer nada.

raton llorando

No hay que ser confiado.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (3 votos, resultado: 9,67 de 10)
Loading...

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Anonimo

Te Recomendamos:

Deja un comentario

¿Qué te pareció lo que leíste? Deja tu comentario aquí: (pero por favor evita utilizar palabras mayúsculas ya que pareciese que se estuviera gritando)