El niño que aprendió a compartir en Navidad

Este cuento corto para niños de navidad nos cuenta que había una vez, en un lugar en donde había mucha pobreza y mucha riqueza al mismo tiempo, un niño llamado Robertito. Robertito era un niño que todo lo tenía. Tenía un cuarto lleno de juguetes pero como se acercaba la navidad empezó a escribir una lista con muchos pedidos de más juguetes pero esto no agradó a sus padres por lo que dijeron que tenía demasiados juguetes y que tendría que conformarse con mucho menos pues era mejor compartir con los más necesitados que tener todo solo para él. Una mañana el papá se puso mal de salud y Robertito muy preocupado se puso a pensar: “Mi papá está mal… ¿y ahora qué hago?”. El niño tenía solo en su mente, las imágenes de juguetes para navidad hasta que su papá enfermó.

Ahora Robertito se puso a pensar seriamente y se dio cuenta que prefería que su papá estuviese bien en vez de recibir muchos regalos. Entonces al niñito se le ocurrió una maravillosa idea. Dijo: “¡Ya sé!, voy a cambiar mi lista de regalos por otra y pediré que solo quiero que mi papá se sane”. Entonces dicho y hecho; Robertito cambió su lista y pidió que por favor su papá se sane ( lo escribió mil veces en lugar de los mil regalos que había pedido 🙂 ).También pidió a Dios que si se sanaba su papá no solo compartiría sus juguetes con los niños pobres sino que todas las navidades regalaría juguetes y les dará una gran cena a niños con necesidades.

el niño que aprendió a compartir cuentos para niños de navidad

Cuando el terminó de hacer la oración su mamá lo llamó y le dijo que el papá se sentía mucho mejor y cuando llegó la noche buena, Roberto y sus padres compartieron con los niños de la calle una gran cena y muchos juguetes y por haber sido generoso tuvo mas regalos que ninguna otra navidad y fue muy feliz. Robertito aprendió desde ese día que a pesar que le gustaban mucho los juguetes (tenía 7 añitos) había muchas otras prioridades en la vida como para querer solo juguetes. Por ello Robertito empezó a ser muy bueno con los demás y compartía todo lo que tenía, cuando podía. Y colorín colorado este cuento corto para niños de navidad se ha terminado.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (5 votos, resultado: 7,80 de 10)
Loading...

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Paty Cuentacuentos

Te Recomendamos:

Deja un comentario

¿Qué te pareció lo que leíste? Deja tu comentario aquí: (pero por favor evita utilizar palabras mayúsculas ya que pareciese que se estuviera gritando)


Comentarios: (4) ¿Quieres dejar un comentario?

  1. Yo tambien preeifro q me lo den todo hecho y no complicarme la vida. Pero como la mitad no quiere ir al Milenium y la otra mitad no quiere ir al Babia, pues e9sta me parecio una buena idea.La bebida se compraria viendo lo q bebe todo el mundo, por nosotros comprariamos 100 pippers, Jameson, Legendario y Barcelo. Se ha hablado de una botella por persona, q es lo q pone el Tubo en el Milenium pa la barra libre, y en la barra libre del Milenium no hay ni Legendario (cabreo de Jambo y Esther el af1o pasado), ni Jameson. Por el hielo no hay problema, teniendo en cuenta la gente q viene,q hace falta se va en un momento al Villa Maria. La mfasica la pondria posiblemente el Rulo (DJ ocasional del Babia. Los canape9s o aperitivos pa por la noche se compran hechos, q hay gran variedad.Si nosotros no estamos de acuerdo y queremos comprar por separado, tambien se puede, nos apartamos un sitio solo para nosotros y ya este1, y no dependemos de nadie.A mi me parece una buena opcion pa quitarnos de mosqueos y malas caras como estuvimos el af1o pasado, porque si esto no sale, hagamos lo que hagamos, la mitad va a estar mosqueada.

    Respóndele

    ó Reportalo si es insultante