El milano y la culebra

Un Milano que tenía mucha hambre, divisó a lo lejos a una pequeña culebra y pensó: “Esa culebra debe estar bien jugosa. Por qué no …..?” y antes de que terminara de pensar….. ¡zas! cogió a la pobre culebra con sus garras.

La culebra que apenas se dio cuenta que alguien se la había llevado, miró hacia arriba y vio al ave sonreír porque pronto se la comería.

Entonces la culebra le mordió y ambas empezaron a caer. El milano no pudo sobrevivir, mientras que la culebra por suerte sí.

milano

Nunca hay que subestimar a los demás por más pequeños que sean.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (5 votos, resultado: 8,20 de 10)
Loading...

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Esopo

Te Recomendamos:

Deja un comentario

¿Qué te pareció lo que leíste? Deja tu comentario aquí: (pero por favor evita utilizar palabras mayúsculas ya que pareciese que se estuviera gritando)