El termómetro de Papá Noel

Se acercaba pronto la navidad y el pequeño Jhonny no se alegraba tanto de que así fuera. Sucede que el año anterior recibió pocos juguetes de toda la lista que le hizo  a Papá Noel, en cambio uno de sus amigos que era muy malo recibió demasiados juguetes lo cual no le pareció que era justo. Decidió que seria mejor si le escribía a Santa antes que decida que mandarle, contándole lo siguiente:

-Querido Santa, ¿recuerdas que el año pasado te pedí una bicicleta, una tablet y una nueva computadora? ese año me esforcé como nunca, hice todas mis tareas, me porte bien con mis padres y ayudaba a mis compañeros a estudiar. Lo único que recibí fue . . . ¡una pelota! y eso no fue justo. Yo creo que te equivocaste esta vez.

Esa misma noche Jhonny tuvo un sueño, y vio que Santa bajaba del cielo en su trineo y que había entrado a su casa por la chimenea. Cuando llego a su habitación lo despertó y le dijo:

-“No Jhonny, no me equivoque, tengo un medidor que es como un termómetro, me indica que es lo que cada niño necesita y este nunca falla. A cada niño le toca el regalo que más felicidad le pueda dar al niño, créeme que no siempre sera un juguete, ¿y sabes porque?, es que hay niños que lo tienen todo, pero son muy tristes y están solos, otros niños tienen menos cosas pero son muy felices. Mi termómetro me indica que la felicidad de los niños no siempre esta en las cosas materiales.

Hay niños que me escriben pidiéndome un hogar, otros me piden amigos, otros niños necesitan una mamá, y a los niños que lo tienen todo y son felices reciben algo simbólico como tu. Eso no significa que no seas un buen niño, al contrario, eso significa que no necesitas tantos regalos materiales como otros niños, que al menos en navidad si, para que a falta de amor y protección, esa noche al menos, trato de que sonrían mas. Ven, acompáñame y te lo mostrare para que recuerdes siempre que mi termómetro  no puede fallar, es muy justo”.

El niño en sueños pudo comprobar que todo era cierto, sintió tanta pena en su corazón al ver tantos niños en soledad y tristeza que solo así pudo entender el valor tan grande de todo lo que poseía, así prometió en su corazón nunca quejarse por algo material, pues tenía todo lo que otros niño nunca mas podrían tener, un hogar, unos buenos padres, mucho amor y todo lo demás que todo niño necesita. Esa navidad y las siguientes procuraba ser un colaborador y solo enviaba a Papá Noel las direcciones y los nombres de algún niño o niña que necesitara sonreír.

¿Te gustaría ser un colaborador eficaz de Santa Claus en esta Navidad?.

ninos-muy-felices

 

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (7 votos, resultado: 9,29 de 10)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Paty Cuentacuentos

Te Recomendamos:

Deja un comentario

¿Qué te pareció lo que leíste? Deja tu comentario aquí: (pero por favor evita utilizar palabras mayúsculas ya que pareciese que se estuviera gritando)