El león y el toro

Un león que tenía muchos amigos, tenía en mente hacer caer en una trampa a un vecino, que era un toro grande y corpulento. Sabía que debía usar toda su astucia pues este toro era conocido por su inteligencia, más de una vez quisieron engañarlo y este salio bien librado. Así, el león se acerco al día siguiente al toro para ofrecerle una invitación a un gran almuerzo que iba a realizar en honor a el. Iba a sacrificar un carnero que ambos disfrutarían, y el toro como no pudo resistir la tentación acepto la invitación.

El toro no tenía idea del plan macabro de este león, quien pensaba atacar al toro en la mesa. Al día siguiente muy entusiasmado el toro se dirigió a la casa del león pero al entrar a su casa observo inmediatamente que había un asador y dos grandes fuentes, demasiado grandes como para un carnero, no había ningún carnero y ni siquiera olía a asado.

Eso era muy sospechoso para el, así que sin decir una palabra salio rápido de la casa mientras el león le gritaba cual era el motivo de su partida si nada le había hecho, y el toro respondió.

-¡¡Claro que hay motivos para irme, primero esas fuentes son demasiado grandes para el cuerpo de un carnero, ya me di cuenta que tiene capacidad para el cuerpo de un toro, así que me voy!! dejando al toro con gran asombro y las ganas de comerlo.

toro astuto

Si observas alrededor tuyo y analizas, evitaras así muchos peligros.

 

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (14 votos, resultado: 9,21 de 10)
Loading...

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Esopo

Te Recomendamos:

Deja un comentario

¿Qué te pareció lo que leíste? Deja tu comentario aquí: (pero por favor evita utilizar palabras mayúsculas ya que pareciese que se estuviera gritando)


Comentarios: (2) ¿Quieres dejar un comentario?