El joven pastor mentiroso



Recuerda que tú también puedes enviar tu cuento AQUÍ para que sea publicado gratis. Antes de seguir leyendo, aprieta estos botones sociales de Facebook, Twitter y Google Plus para que sepas cuando publiquemos otro cuento:

Un joven pastor de ovejas cuidaba del ganado que sus padres le encargaron apacentar. Como estaba aburrido se le ocurrió jugar a decir mentiras y riéndose gritó: “¡El lobo viene a comerse mis ovejas!” La gente que trabajaba muy cerca en el campo dejó todo y corrieron angustiados ante los gritos desgarradores del muchacho, pero cuando llegaron al lugar, vieron que se trataba de una broma del joven pastor. Sorprendidos, regresaron a trabajar. El joven decide volver a mentir por segunda vez. Al llegar los campesinos, vieron que se trataba de otra mentira, se dieron cuenta de la burla y decidieron regresar a sus labores.

Entonces, luego de unas horas, el muchacho empieza a lanzar gritos por tercera vez diciendo lo mismo: “¡Auxilio!, ¡socorro!, ¡Ayúdenme por favor! ¡Esta vez de verdad viene el lobo a comerse mis ovejas!” Esta vez nadie fue en su ayuda porque todos pensaron que ahora también estaba mintiendo. Pero esta vez sí era de verdad el lobo y  se comió a casi todas las ovejas. El joven pastor se quedó con solo una oveja. Cuando sus padres se enteraron, castigaron severamente al joven. El joven aprendió así  a no mentir.

Recuerda que tú también puedes enviar tu cuento AQUÍ para que sea publicado gratis. Antes de seguir leyendo, aprieta estos botones sociales de Facebook, Twitter y Google Plus para que sepas cuando publiquemos otro cuento:



el-pastor-mentiroso

Recordemos que en boca del mentiroso, la verdad siempre se hace dudosa. No perdamos la confianza de la gente con mentiras que a nada bueno nos conducen.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (1 votos, resultado: 10,00 de 10)
Loading...Loading...

Recuerda que tú también puedes enviar tu cuento AQUÍ para que sea publicado gratis. Antes de seguir leyendo, aprieta estos botones sociales de Facebook, Twitter y Google Plus para que sepas cuando publiquemos otro cuento: