El hada desobediente

Había una vez un hada madrina que era muy conocida porque en su castillo albergaba a muchas pequeñas hadas de todo el mundo que eran huérfanas. El hada madrina tenía buen corazón pero siempre daba órdenes a las futuras hadas madrinas y a muchas no les gustaba eso. Pero hubo un día en que una de las pequeñas hadas, llamada Dorita, decidió irse del castillo. Caminando por el bosque empezó a sentir miedo por lo feos que se veían los árboles. El bosque estaba lleno de brujas que no eran buenas.

El hada madrina les habló de ellas y les había prohibido que se acercaran al bosque. Pero Dorita era desobediente y por eso no hizo caso. Dorita estaba distraída cuando una malvada bruja se acercó y la asustó. Se la estaba llevando mientras ella gritaba desesperada: “¡Auxilio, socorro!”. Gritó tan fuerte que el hada madrina la oyó y vino inmediatamente a ayudar a la Dorita. El hada madrina le llamó la atención y le dijo que no la desobedezca ya que ella sabe por qué le dice las cosas. Al final, el hada madrina le abrió los brazos y le dijo que la quería y que por eso la cuidaba. Dorita arrepentida, prometió nunca más desobedecer y entendió que el hada madrina le decía las cosas porque la quería.

hada-madrina-y-nina-arrepentida

Debemos recordar que nuestros padres, por más que a veces parezcan malos, en realidad nos corrigen y nos orientan porque nos quieren.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (11 votos, resultado: 9,09 de 10)
Loading...

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Anonimo

Te Recomendamos:

Deja un comentario

¿Qué te pareció lo que leíste? Deja tu comentario aquí: (pero por favor evita utilizar palabras mayúsculas ya que pareciese que se estuviera gritando)


Comentarios: (28) ¿Quieres dejar un comentario?