El gallo y la joya

En cierta ocasión caminaba por allí un gallo muy preocupado, tenía el deber de alimentar a su familia las gallinas, a sus pollitos y tenía que soportar a la vez el inclemente sol. En ese momento había sequía y por lo tanto no era el único que estaba en la búsqueda del tan preciado grano y muy difícil de encontrar en el campo. Para sí mismo pensaba, recordaba y decía en voz alta: Si tan solo hubiera sabido que esto sucedería hubiera guardado alimento y no estaríamos sufriendo como ahora, así continuo su camino casi sin fuerzas..

Dándose ánimo para continuar de pronto encontró algo muy parecido a un grano pero muy brillante, al acercarse lo que menos imaginaba el gallo era encontrar una piedra preciosa en lugar de un grano de alimento, enojado y en voz alta dijo: Si mi dueño te hubiera encontrado antes que yo, estaría brincando como loco de tanta alegría y seguro estaría muy feliz. Yo solo quiero y necesito comida para mi familia y para mi, esto a mí no me gusta ni me sirve.

joya1 (1)

“Lo que para uno en la vida puede ser valioso, puede que para otro no lo sea”

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (11 votos, resultado: 7,91 de 10)
Loading...

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Esopo

Te Recomendamos:

Deja un comentario

¿Qué te pareció lo que leíste? Deja tu comentario aquí: (pero por favor evita utilizar palabras mayúsculas ya que pareciese que se estuviera gritando)