El castor y el águila

Toto era un castor muy bueno, le encantaba mordisquear troncos siempre que podía y pasear por el campo, tenía muchos amigos y el pueblo entero le adoraba. Solía estar siempre rodeado de otros animales con los que se pasaba horas y horas jugando, siempre y cuando no tuviese que trabajar. A la hora de trabajar Toto iba siempre a las afueras del pueblo, junto a un profundo lago en el que siempre iba a beber y jugar con el agua; debía alejarse tanto porque en esa zona estaba la mejor madera con la que podía trabajar.

Una mañana mientras recogía los troncos que acababa de talar, una fuerte ventisca le arrastró hasta el borde del río, y aunque el trataba de resistirse con todas sus fuerzas, finalmente lo tiró al río. Aunque Toto era muy bueno en su trabajo, apenas sabía nadar y con la fuerza del viento era muy difícil mantenerse a flote. Pero de repente un águila que paseaba por ahí aprovechando la corriente, vio a Toto a punto de ahogarse y decidió hacer algo para ayudarle. Como Franco, que así se llamaba el águila, tenía mucha fuerza, arrancó una rama de un arbol y se la lanzó al castor para que pudiese sujetarse y no hundirse.

castor nadando

Con ayuda de la rama Toto consiguió salir de aquel río sano y salvo; pero nada más levantar la vista se percató de que un cazador apuntaba ya con el arma en dirección a Franco. Al verlo, Toto empezó a hacer burbujas en el lago que estaba muy cerca del cazador. Las burbujas distrajeron al cazador y luego el castor salió y fue corriendo con todas sus fuerzas para morderle el talón. Debido al susto el cazador no apuntó correctamente y el águila se salvó. Ambos pudieron volver a sus casas con sus familias y fueron muy amigos a partir de lo que ocurrió ese día.

Por eso chicos, ayudarse mutuamente y devolver el favor cuando sea necesario, es muy importante. Si uno hace el bien, los demás harán lo mismo con uno.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (132 votos, resultado: 7,17 de 10)
Loading...

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Anonimo

Te Recomendamos:

Deja un comentario

¿Qué te pareció lo que leíste? Deja tu comentario aquí: (pero por favor evita utilizar palabras mayúsculas ya que pareciese que se estuviera gritando)


Comentarios: (7) ¿Quieres dejar un comentario?

  1. Quisiera utilizar este cuento en un libro de enseñanza para una escuela en Panamá. Este y cualquiera de sus cuentos, tienen derecho de autor? Puedo usarlos libremente? Y de no ser así, qué debo hacer para poder usarlos?

    Gracias,

    Carolina Larrea

    Respóndele

    ó Reportalo si es insultante