El árbol de navidad

Hace mucho tiempo cuando Claudia era una niña, vivía con sus abuelos. Ellos tenían en el patio de su casa, bellos y frondosos árboles en los cuales hermosas aves hacían sus nidos, acompañándolos cada día con bellas melodías.

Claudia tenía su árbol favorito y adoraba despertar cada mañana con el canto de las aves, al correr las cortinas de su habitación podía ver los rayos del sol a través de los grandes árboles, viendo como el viento las mecía llevándolas de un lado a otro como si danzaran al compás de los cánticos de las aves del cielo, ella que da emocionada. Había uno en especial, aquel pino, el mas bonito para ella, el que le daba sombra y refrescaba cobijándola cuando el sol ardía en su máximo esplendor.

Al regresar una mañana de jugar con sus amiguitos entro al patio a llevar algo de alimento a las palomas y un poco de agua vio que el patio se veía diferente, muy extraño, de pronto como si algo la despertara bruscamente, reacciono y se dio cuenta que su árbol favorito había sido cortado. Claudia corrió a la cocina a buscar a la abuela María y quiso hablar pero no pudo, tenía un gran nudo en la garganta que no la dejaba hablar, quería llorar y no podía hacerlo hasta que . . . por fin pudo decir:

-Abuela, ¿que hicieron con el árbol, era mi favorito, dime porque, quien lo hizo? llorando desconsoladamente.

-Mi niña bonita no llores, cada año todos tenemos que tener un árbol para navidad en casa, tenemos otros pero este era el indicado. Veraz que pronto lo veras tan lindo pero dentro de casa, en la sala, le pondremos luces y adornos muy brillantes y tu escogerás la decoración. Antes que la abuela terminara de hablar la niña se fue llorando a su dormitorio y se encerró con llave, nada la consolaba, estaba triste y enojada.

Pasaron los días y una mañana antes de desayunar el abuelo llamo a su nieta al patio, cuando ella vio el tronco del árbol vio las primeras hojas que acababan de nacer, con la esperanza de que un día volvería a tener su árbol favorito. De allí en adelante, la niña cambio de actitud y empezó con alegría a participar de los arreglos navideños con gran entusiasmo, para la admiración de sus abuelos y demás familiares fue Claudia la más emocionada y quien esperaba con mucho entusiasmo el día de la navidad.

el-arbol-de-navidad

 

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (24 votos, resultado: 8,08 de 10)
Loading...

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Paty Cuentacuentos

Te Recomendamos:

Deja un comentario

¿Qué te pareció lo que leíste? Deja tu comentario aquí: (pero por favor evita utilizar palabras mayúsculas ya que pareciese que se estuviera gritando)