Byte, un robot diferente



Recuerda que tú también puedes enviar tu cuento AQUÍ para que sea publicado gratis. Antes de seguir leyendo, aprieta estos botones sociales de Facebook, Twitter y Google Plus para que sepas cuando publiquemos otro cuento:

Byte (se pronuncia “bait”) era un robot que vivía en un planeta llamado Renegón. Todos los robots de ese planeta, eran muy renegones e impulsivos (no se sabían controlar). Frecuentemente se herían verbalmente entre ellos pero ya estaban acostumbrados, así que si un robot le gritaba a uno, el otro le respondía más fuerte y así, empezan a discutir.

Byte era un robot pequeño al cual le afectaba mucho lo que veía en los adultos pues él recién empezaba a vivir y aunque sus amigos le decían que ya se iba a acostumbrar, Byte no quería ser así pues pensaba que estaba mal y quería cambiar las cosas. Es así que empezó a pensar y pensar para ver cómo podía resolver el problema. Byte se esforzaba en los estudios y era muy aplicado en la escuela, así que eso le ayudó a idear una forma de cambiar a todos los robots de Renegón.

Recuerda que tú también puedes enviar tu cuento AQUÍ para que sea publicado gratis. Antes de seguir leyendo, aprieta estos botones sociales de Facebook, Twitter y Google Plus para que sepas cuando publiquemos otro cuento:



Tuvo la iniciativa de adicionar dos botones a la estructura de su cuerpo. El de la derecha le servía para pensar lo que iba a decir antes de hablar (era un botón para hacer una “pausa” antes de reaccionar impulsivamente) y el de la izquierda le servía para hablar cuando estaba listo para hacerlo. Todos los robots del planeta renegón, vieron que Byte era un robot distinto a ellos y lo admiraron porque vieron que siendo tan pequeño, tuvo la iniciativa de cambiar las cosas y crear un mundo mejor. Al poco tiempo, muchos robots estaban añadiéndose los dos botones que Byte había inventado y ahora muchos hacían una pequeña pausa antes de reaccionar diciendo algo de lo que después puedan arrepentirse. El planeta Renegón, aunque siguió llamándose así, ahora estaba habitado por robots que no perdían la paciencia y que eran serenos.

robot animado en dibujo

 Enseñanzas Principales:

Primero: tomemos la iniciativa como Byte si es que queremos que algo cambie para bien. Segundo: si queremos cambiar el mundo, cambiemos primero nosotros pues nuestro ejemplo influirá en los demás. Tercero: hagamos una pausa cuando sintamos que perdemos la paciencia, pues si reaccionamos sin control podemos hacer cosas de las que luego nos arrepintamos y ocasionemos daño a los demás y a nosotros mismos.

Examen para la escuela o el hogar

1-Responde “V” si la afirmación es Verdadera y “F” si es que es Falsa:

  • Byte vivía en un planeta llamado Reilón (    )
  • Los robots de Renegón no se autocontrolaban y ya estaban acostumbrados a ser así, entonces se concluye que estaba bien lo que hacían y no había necesidad de cambiar las cosas   (    )
  • Byte se diferenció de todos los demás porque quiso resolver el problema (    )
  • Todos los robots admiraron a Byte porque tomó la iniciativa de cambiar el planeta Renegón (    )

2-Describe a Byte:

  • (Haz una lista con las cualidades de Byte que son un ejemplo para todos)

3-Menciona algunos casos de la vida diaria en los cuales puedas tomar la iniciativa como Byte para mejorar el mundo.

  • (Ideas: Botar los desperdicios en los tachos y no contaminar el suelo, ser puntual en las actividades que realizas, hacer tu tarea )

4-¿Por qué crees que son pocas las personas que toman la iniciativa? ¿Te has dado cuenta que son pocas las personas que sobresalen entre todas y realizan actos que a los demás los dejan con la boca abierta? Comenta sobre este tema en tu clase.

5-Subraya las palabras que no conozcas, búscalas en un diccionario e intenta utilizarlas cuando converses con tus papás y maestros. Quedarán asombrados 😀

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (4 votos, resultado: 8,25 de 10)
Loading...Loading...

Recuerda que tú también puedes enviar tu cuento AQUÍ para que sea publicado gratis. Antes de seguir leyendo, aprieta estos botones sociales de Facebook, Twitter y Google Plus para que sepas cuando publiquemos otro cuento: